Las intimidades del Conjunto Clásico que reveló Ramón Rodríguez.

“El Conjunto Clásico nació en Nueva York pero se crió en Cali”, con esta frase resume a uno de los más importantes conjuntos musicales el compositor boricua Ramón Rodríguez, quien visitó a nuestro amigo Oscar Jaime Cardozo Estrada de Planeta Salsa en Cali, Colombia para hablar de lo humano y lo divino, de los amores y desamores que se tejieron en la intimidad del Conjunto Los Rodríguez, como en alguna época también se le conoció al Conjunto Clásico.Ramón Rodríguez (R.R): Entre 1967 y 1969, estuve prestando el servicio en el ejército, en Vietnam, y al terminar mi servicio yo ya tenía la inquietud de escribir. El primer tema que hice tiene tintes patrióticos y dice: Borinquen Patria Mía, me encuentro lejos con la esperanza algún día de volver a mi suelo. Virgencita milagrosa tú que todo lo puedes, soy un soldado que quiere regresar regresar a Puerto Rico.El primero en grabarme un tema composición mía fue Kako Bastar y sus estrellas, y la verdad, no recuerdo el nombre pero fue en el año 1972. Siempre he tenido la tendencia a componer con el espíritu de la gente, del campesino, de lo que le sucede a la comunidad. Ese fue el camino que escogí, mi vocación. Incluso hacia el año 75 cuando Ismael Miranda sale de la orquesta de Joy Pastrana, iba a hacer un álbum con Junior González, pero Junior no vino y me pusieron a mí a cantar. Hice el disco completo, pero yo sabía que lo mío no era cantar sino escribir, componer, y en eso seguí.

P.S. Su línea muy del estilo de Don Pedro Flores, Rafael Hernández y Daniel Santos con sus canciones patrióticas.

R.R. Sí, es cierto, incluso yo le decía a Tito Nieves que yo era su Pedro Flores, y él era mi Daniel Santos, y fíjate que le escribí más de 90 temas a Tito.

P.S. ¿Usted es el creador de La Masacre, porque no siguió con esta agrupación?

R.R. en 1979 yo estaba haciendo coros con Johnny Pacheco, después de cuatro años trabajando con él y aprendiendo mucho de la música. Me dijo, tu puedes correr ya sólo, insinuándome que iniciara mi carrera independiente. Al salir de la orquesta de Pacheco, Tito estaba haciendo coros con la orquesta de Héctor Lavoe, pero solo para los boleros. Gracias al capital que aportó una persona conocida mía que se llama Héctor Soto, le propuse traernos a Tito Nieves e irnos a Puerto Rico para producir un álbum allí. La orquesta que creamos fue La Masacre, que luego, puedo decir, se la regalamos a Julio Castro.

P.S. ¿Cómo nace el Conjunto Clásico?

R.R. Con La Masacre, pegamos en Puerto Rico “El Pregonero”. Me fui a Nueva York con el LP debajo del brazo y se lo mostré a Ramón Castro, que tenía en ese momento seis almacenes de calzado y estaba muy bien económicamente. A él le gustó mucho lo que escuchó y me propuso crear una nueva orquesta con otro nombre, para lo cual Tito estuvo de acuerdo también. Eso fue en 1979, e Ivonne, mi esposa, fue la que le puso el nombre de Conjunto Clásico, porque había una agrupación en Venezuela que se llamaba Sonero Clásico Caribe, y sobre ese nombre ella se inspiró, cambiándole Sonero por Conjunto y desapareciendo el “del Caribe”. El primer tema que pegamos fue “Los Rodríguez” e iniciamos con la primera gira y fue precisamente en Colombia, junto a la Fania, y vinimos a Barranquilla, Bogotá y Cali, traídos por el señor Larry landa.

P.S. ¿Cuál es la historia detrás de Los Rodríguez, la temática está basada en su familia?

R.R. (Risas) no, la historia surge de una familia promedio puertorriqueña. Se basa en los que se van de su patria. Y Rodríguez, porque si tú coges el directorio telefónico allá te vas a dar cuenta que más de la mitad de las hojas vienen con el número telefónico de miles de familias con apellido Rodríguez. Mi apellido es el más común en la isla.

P.S. ¿Y en qué se inspiró para componer Sin Rumbo Alguno?

R.R. Fíjate que yo no sé cómo surgió. La canción me salió y a lo último yo mismo me pregunté, cómo así que “vive la vida como la debes vivir, y nunca intentes subir donde no puedes subir”, cuando yo creo que eso no es real, porque pienso que uno sube donde debe, no donde puede. Arranqué a escribir, acabé y después le puse el título. En Colombia fue uno de los temas que más éxito tuvo con el Conjunto Clásico.¿Cómo salen Ramón Rodríguez y Tito Nieves del Conjunto Clásico?

R.R. La cosa se estaba volviendo insostenible. Tito Nieves, y él mismo lo dice, estaba perdido en las drogas. Empezaron los incumplimientos y las irresponsabilidades. Ya no nos aguantábamos a Tito, y a mí tampoco me aguantaban, porque yo también andaba en las mismas, no tan irresponsable, pero también me tenía agarrado la droga. Entonces le dije que ya había llegado la hora que se fuera del conjunto. Él aceptó, y (risas) no había pasado una semana de su partida, y llegó Raphy Mercado y lo firmó. El primer tema que hizo con él fue “Sonámbulo”. Arranca Tito con ese tema y dejó de usar la droga. Se volvió una persona seria y muy comprometida con el negocio.

P.S. Pero nos hemos dado cuenta que viene un trabajo discográfico suyo con Tito Nieves.

R.R. (Risas) Estas bien dateado. El que lo quiera saber que lo sepa. Es un documental de la vida de los dos, que incluye mi música. Vamos a hacer el tema que canto Pedro Arroyo “Tristeza en el barrio”, cosas que no tienen nada que ver con el Conjunto Clásico, para no molestar a nadie. Ese es un proyecto sobre el que estamos trabajando, aunque tenemos otro que se llama “Los Cincuentones”, para el cual ya tenemos tres temas hechos y lo publicaremos el año que viene.

P.S. Hablemos del rompimiento con Ramón “Ray” Castro

R.R. Bueno. Voy a decir la verdad. En 1986 tanto Ramón Castro como yo tuvimos problemas con la Justicia y estuvimos presos. Cuando Ray Castro estaba en la cárcel, a mí me empezaron a pagar como músico y no como director. Yo no estuve de acuerdo y le dije a Ray que se quedara con el Conjunto, yo siempre me he pensado como compositor y nos como director, por lo que no me importaba mucho irme del Conjunto Clásico. Mira, yo he sido desprendido de las cosas. La orquesta La Masacre, era mía, y ahora el conjunto Clásico que era mío, no tenía problema en regalarlo.

Después creé la agrupación 344 que terminé cediéndola también. Yo soy compositor, yo no soy empresario. Le voy a decir una verdad de a pulso. Cuando hicimos el Conjunto Clásico con Ramón Castro, íbamos mitad y mitad. Le estoy diciendo la verdad. Yo esto nunca lo había dicho, pero lo tengo que decir porque estamos aquí, y porque tú eres un coleccionista y debes saber la verdad. Pasó el tiempo y empezábamos a arreglar los líos judiciales, pero cuando me di cuenta, yo ya no era dueño del Conjunto Clásico, yo era un trabajador del conjunto, y el arreglo desde el principio era que íbamos mitad y mitad, y al final terminó la cosa con que el conjunto era de Castro, pero en desventaja para mí, mis obras, lo que yo escribí, si eran mitad y mitad con él.

De los ingresos que generan los derechos de autor de mis composiciones, Ray vive con la mitad y la otra mitad es mía. Del conjunto Clásico sí no, nunca puede volver a tener derecho sobre la mitad que en honor a la verdad me corresponde, porque Ray Castro se quedó con todo.

P.S. ¿Pero ustedes al inicio registraron el nombre y protocolizaron la sociedad?

R.R. Claro que sí, pero con el correr del tiempo y cuando fui declarado solo como trabajador del conjunto, fui a hacer la reclamación, pero se me respondió que los documentos todos se habían quemado en un incendio, y que ya no existían las escrituras de creación de la sociedad. Sucediendo esto Ray Castro aprovechó para poner el Conjunto Clásico sólo a su nombre.

“Alunizando”: El disco inédito de El Gran Combo.

El disco Alunizando de El Gran Combo de Puerto Rico, es el trabajo inédito que lanza la agrupación tras grabar “Sin salsa no hay paraíso” (2010), “Salsa: un Homenaje a El Gran Combo” (2010), “Arroz con habichuela” (2006) y “Aquí estamos y de verdad” (2004).

Es la primera entrega de El Gran Combo, en poco más de cuatro décadas, en que no participa Charlie Aponte, quien el año pasado se lanzó como solista después de literalmente dedicar toda su vida a La Universidad de la Salsa. La gran interrogante era, sí el juvenil Anthony García sería capaz de llenar el vacío de Charlie, evidente también en los coros, y tras varias audiciones de Alunizando, concluimos que a la verdad que sí.

El reto del salsero promedio será acostumbrar el oído a la voz de Anthony, como a partir de 1973 la fanaticada lo hizo cuando Charlie entró por Pellín Rodríguez y en 1977 Jerry Rivas por Andy Montañez. Anthony García, cuya labor ha sido elogiada con autoridad por Gilberto Santa Rosa, aporta juventud, frescura y originalidad a El Gran Combo. Estratégicamente, don Rafael Ithier fue acostumbrando poco a poco a su fanaticada con el estreno de varios sencillos, hasta el lanzamiento de Alunizando.

La guaracha “Tiene que haber de to”, de Tony Ávila, que cantan Jerry y Anthony, es parte de la estrategia: un estribillo pegajoso, una letra que apela al sentimiento popular, parafraseando contrastes de la cotidianidad, con un arreglo que incorpora el calipso en sus primeros y últimos compases.

Original del pianista Willie Sotelo, mano derecha de don Rafa, la secuencia continúa con “Mi Isla”, interpretación de Jerry que resalta las bellezas de Puerto Rico y un sentimiento patrio que reitera que, por ninguna razón, abandonará el terruño. “De aquí no me voy/me quedo aquí en mi Islita”, versa el coro de la composición que se une al selecto núcleo de temas nacionales grabados por el Combo, como “Pico, pico” y “Patria” (Esta es mi patria).

Anthony reaparece con la guaracha romántica “Besar tu boca” del cubano Pedro de Jesús, en un arreglo de don Rafael Ithier, pero con swing y un montuno caliente para que el ex cantante de Del Sur al Norte guapee en los soneos. De la firma de Tony Ávila y arreglo de Sotelo, la canción homónima del cedé la interpreta Jerry como un planteamiento jocoso que expone implícitamente los estragos que el hombre causa al Planeta (“con tantos problemas aquí en la Tierra/¿Qué estamos buscando allá en la Luna?).

“Arepa con bacalao” retoma el tema de la gastronomía que con sapiencia abordaron en “El menú” y “Arroz con habichuela”. En este son cantan Jerry y Anthony, con un arreglo de dos voces que evoca la era de Los Compadres, partiendo la letra de Leni Prieto de una analogía entre el amor y la cocina, con el joven en los soneos, en otra muestra de su integración con Jerry.Posiblemente “Seguirá”, también de Lenny, es la canción cumbre de la producción. La canta Jerry y su letra recrea cómo El Gran Combo se ha sobrepuesto a las situaciones difíciles afrontadas durante su carrera, sugiriendo que hay Gran Combo para largo rato. Muy bailable, el coro dice “siempre que el mundo quiera bailar/El Gran Combo tocará”. El solo de timbal de Cuqui Santos sella esta memorable interpretación, desde ya obligada, por lo emblemática que es, en sus presentaciones.

Un arreglo de Ithier, que evoca el estilo tradicional, al estilo de “Goyito Sabater”, presenta a Anthony en “Sácame el zapato”, un discurso social de un matiz esperanzador, escrito por los hermanos Carlos Javier y Jorge Luis Montes de SonBy4, que captura muy bien, como una catarsis popular en su entrelínea, lo insoportable que para muchos se ha tornado la vida por las decisiones de los funcionarios que dirigen el País.

Nuevamente, Leni Prieto aporta la letra y arreglo de “Yo soy tu amigo”, otra interpretación de Anthony, que promueve la solidaridad y el afecto, en las buenas y las malas. El cedé concluye con “Callao Puerto Dorado”, letra de Jorge Mendoza inspirada en ciudad peruana, donde idolatran a El Gran Combo, que pudo reciprocar tanto cariño y respaldo a través de la interpretación de Jerry y los solos del trompetista Luis ‘Taty’ Maldonado y el timbalero Domingo “Cuqui” Santos.

El Gran Combo seguirá

Alunizando es un disco pa’ bailar y pensar porque, sin mucha densidad, incluye historias de actualidad. La distintiva sonoridad de la combinación de dos trompetas, dos saxofones alto y trombón, con sus peculiares contrapuntos en frases y compases breves, sigue intacta en El Gran Combo. Leni Prieto y Willie Sotelo han sido muy buenos discípulos, asimilando muy bien el sonido institucionalizado por El Gran Combo y custodiado con celo durante las pasadas décadas por don Rafa y Freddy Miranda. Con Alunizando en las tiendas, es digno de encomio el esfuerzo de don Rafael Ithier, quien cumplirá 90 años el próximo 29 de agosto.

El Mulato del Sabor entrega uno de los mejores álbumes de su trayectoria de 54 años con El Gran Combo, tras superar problemas de salud, la salida de Charlie Aponte y del trompetista Víctor ‘Cano’ Rodríguez (lo sustituye Carlos M. Vargas) de la organización y la muerte del saxofonista alto Eddie ‘La Bala’ Pérez, cuyo puesto lo ocupa Virgil Rivera.

Marc Anthony seduce y encanta Viña del Mar con sus mejores pasos de salsa.

Viña del Mar.- El cantante de origen puertorriqueño Marc Anthony sedujo al público del Festival de Viña del Mar con sus mejores pasos de salsa en un concierto que tuvo al público en pie en todas las canciones del repertorio que combinó sus éxitos más movidos con sus baladas románticas.

Marc Anthony, uno de los artistas hispanos de más éxito, se presentó la noche de este martes al público de la Quinta Vergara con un grupo de 15 músicos, en los que sobresalieron las congas tumbadoras y los vientos, que pusieron el ritmo a los bailes sensuales y continuos.

Con la canción “Valió la pena” y “Hubo alguien”, el cantante abrió la noche y provocó que el público abandonara sus asientos por el resto de la actuación.

El conocido como “El flaco de oro” se presentó con un elegante traje y unas gafas de sol que se quitó definitivamente con la canción “Hasta ayer”, una balada para cortarse las venas y que le sirvió para mostrar a todos la emoción en sus ojos.

“No hablo mucho, vine a cantar”, dijo durante su concierto el cantante nacido en Nueva York y de padres puertorriqueños. Las pocas frases que dijo fueron las justas para acabar de robarle el corazón al público que lo aclamó durante toda la noche.

“No hay ningún lugar en el mundo que se sienta como estar en Viña. Llegué tres días antes para apreciar el ambiente que se crea”, aseguró el artista casi obnubilado por esas 15 mil gargantas que coreaban su nombre.

Anthony, que es la tercera vez que se presenta al Festival Viña, repasó gran parte de su discografía centrándose en sus primeros éxitos como “Si te vas” (1998) y “Flor Pálida” (2002), de la que dijo que es una de sus canciones favoritas.

El que fue durante diez años el marido de la cantante y actriz Jennifer López, condujo con una gran maestría al público por sus canciones más rítmicas, en las que lucía sus pasos de baile más sensuales, hasta las lágrimas con baladas como “Vivir lo nuestro” (1994) y“Ahora quién” (2004).

“¿Dónde están las mujeres?” gritó el artista latino a un público que le correspondió con una gran ovación y que de la emoción hizo saltar a dos espectadoras al escenario para acercarse a él y que sorprendieron a los guardias.

El cantante también dejó un espacio en el concierto para versionar “¿Y cómo es él?”, una exitosa canción del cantante español José Luis Perales -que ocupó por semanas el primer lugar en las radios-, que ambos cantaron en la última visita de Marc Anthony al Festival en 2012 y que el público coreó durante esta jornada hasta quedar sin voz.

Muchos lloraron observando cantar al artista, que por momentos daba la impresión de que el tema emocionalmente le hacía daño. “¿Y cómo es él?/ en qué lugar se enamoró de ti/ De dónde es, a qué dedica el tiempo libre?, Pregúntale/ por qué ha robado un trozo de mi vida/ Es un ladrón, que me ha robado todo”.

Antes de concluir su actuación, los presentadores le hicieron entrega de los galardones del certamen, la gaviota de plata y la de oro. Para acabar su actuación intensa, el cantante de raíces latinas se quitó la americana y al ritmo de “Vivir mi vida”, su mayor éxito, se despidió del público de la Quinta Vergara que lo aplaudió a rabiar.

Además de la música y la actuación, un campo en el que se inició en 1994 con la película “Natural Causes”, Anthony es un hombre entregado en cuerpo y alma a la filantropía por lo que en el año 2012 creó junto a Henry Cárdenas La Fundación Maestro Cares, para ayudar a construir orfanatos.

El salsero abrió con su concierto la tercera jornada del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, el más grande de Latinoamérica, en la noche latina que compartió con el cantante español David Bisbal.

En la parrilla de esta sexagésima edición destacan los conciertos de los Backstreet Boys, Raphael, Becky G, Bad Bunny, entre otros.

La República Dominicana,es actualmente la Meca de la salsa, dicen Franklin Negron y Charlie Cruz

Cape Coral,Fl.-El marco del primer Festival de la Familia, celebrado en esta ciudad del Suroeste de La Florida, fue el escenario perfecto para que estas dos figuras de la salsa considieran en tarima y asi poner a bailar a los cientos de latinos en su mayoría oriundos de Puerto Rico que se dieron cita al evento patrocinado por la estación radial Latino 97.7 .

El primero en ser entrevistado para este medio escrito y el programa Crónica Te Ve,que se transmite por la cadena Estrella TV y producido por quien escribe, fue Charlie Cruz, oriundo de Rio Piedras Puerto Rico, pero que hizo su carrera musical en la ciudad de New Jersey.

Charly dijo que la salsa en la isla dejo de interesar por la falta de estaciones radiales que se dieran cabida en su programación,lo que imposibilitó el surgimiento de nuevas figuras.

Cruz alabó el trabajo que se viene realizando en la República Dominicana, en torno al ritmo afroantillano, llevando el país la delantera antes de Colombia, Perú y el mismo Puerto Rico.

Expresó el salsero que figuras como Yiyo Sarante, David Kada y la Orquesta de Chiquito Team Band, le dan un empuje increíble al genero en la región. Expresó que sus manejadores están realizando los arreglos para pronto realizar una colaboración con unos de ellos. Asímismo anunció que prontamente estará en las redes su nueva producción musical que sería un homenaje al papá de la salsa, Franklin Ruiz.

La producción contará con doces temas con los mismos arreglos originales con los cuales grabó Ruiz y que ya el primer corte está en las calles, que es el tema Dile a El. Luego de enviarle un saludo al pueblo dominicano expresó que lo esperen pronto por la isla donde llegará a promover su nuevo material musical.

Mientras que Franklin Negrón sostuvo que se cansó de estar atajando para que otro enlace al hacer rico con su talento a los dueños de las grandes casas disqueras, por lo que formó su propia empresa para realizar sus operaciones. Negrón señaló que a pesar de no tener un tema nuevo en el medio, su nombre y una trayectoria de 22 años que lo cumplió en el mes de enero le ha permitido mantenerse en el gusto de su fans y que las presentaciones a nivel de las diferentes ciudades de USA, siempre están presente.


Al referirse al por qué la salsa que se produce en Puerto Rico no tiene la fuerza de años atrás, dijo que "la juventud está pidiendo mas música urbana actualmente y que los cantantes actuales deben reorientarse y realizar mezclas con los ritmos y colores de ahora para continuar y entrar al gusto actual, claro, siempre manteniendo la esencia del ritmo salsa.

Negrón dijo que a pesar de continuar tocando se esta dedicando más a la busqueda de nuevos talentos, en Colombia, Perú y el mismo Puerto Rico.

Al cuestionarle en torno al ritmo como está actualmente expresó que la República Dominicana, con figuras como Chiquito TinBand, Alex Matos al igual que Yiyo Sarante, están muy por delante a otros países, por lo que Santo Domingo se ha convertido en una plaza muy importante para el género y debe usarse como termómetro a nivel mundial en torno al genero.

Franklin agradeció de corazón el apoyo que siempre le han dado los dominicanos a su música y que pronto estará en República Dominicana presentando su trabajo e interpretando los temas que lo hicieron popular .

Eddie Palmieri: “Les digo una sola palabra: preparación”.

El maestro compartió con estudiantes de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, recinto Metro, en San Juan.

La amplia trayectoria musical que ha cosechado el maestro Eddie Palmieri no solo le da la satisfacción de mirar atrás y ver que el sueño que forjó desde su adolescencia se hizo realidad, sino que, además, le hace sentir responsable de motivar a otros que como él, anhelan sobresalir en la rama en la que ha sido tan exitoso.

“Yo enseño también en la escuela de Rutgers University en New Jersey, doy un master class de piano y le hablo a los estudiantes, y haciéndolo aquí en nuestra tierra de Puerto Rico, es un honor tremendo”, expresó el virtuoso pianista previo a la presentación de su Clase Magistral ayer en la Universidad Interamericana de Puerto Rico, recinto Metro, en San Juan. El evento formó parte de la celebración de los 20 años de fundación del Programa de Música Popular. Además del encuentro con los estudiantes, el compositor y arreglista participaría de un Concierto de Aniversario en la noche junto con la Big Band del recinto.

“A ellos les digo una sola palabra: preparación”, expresó el ganador de tres premios Grammy. “También, el estudio. Si no aman lo que están haciendo no lo deben hacer. Tienes que amar lo que haces. Si eres músico, saber que en la música siempre se está aprendiendo. Yo me considero un estudiante de música”, manifestó pensativo el responsable de sobre 40 producciones discográficas, incluyendo Mi luz mayor, que publicó el año pasado, y que dedicó a su fallecida esposa, Iradia González Planas.

El también creador de la legendaria banda La Perfecta en la década de los 60 expresó su añoranza por la excelencia musical de entonces. “Me siento siempre bien dichoso de que he podido lograr lo que yo pensaba, que era ser director de una orquesta excitante, porque lo que tenemos ahora, si tú pones la radio comercial es como coger un purgante bien malo, tú no sabes qué hacer, es increíble”, comparó sobre el género tropical en el que se ha destacado. “Cuando yo era joven, en la calle jugando stickball, la radio comercial tenía a Machito y su orquesta todos los días tocando. A Tito Puente, Tito Rodríguez. Eso no se escucha ahora. Lo que se escucha ahora es una música que no tiene tensión y resistencia, así que recomiendo que los que vayan a bailar con su pareja, se lleven dos almohadas pequeñas porque te vas a quedar dormido cerca de la tarima de baile”. El músico de 82 años, quien le adjudicó responsabilidad a las casas disqueras de renombre, y aclaró que no tiene la intención “de ofender a nadie”, reiteró que la calidad musical actual ha decaído y que “si baja más llegamos al infierno (ríe) porque lo que tenemos es un desastre. Gracias a Dios que todavía estoy vivo yo”.

Durante su clase en el recinto, el también apasionado del jazz latino compartió numerosos consejos para guiar a la excelencia académica musical, incluyendo el valor de practicar para repetir “porque la preparación toma años”, la realidad de que se trata de una carrera sacrificada, y su aprendizaje de “que la matemática es el alma de la música y del arte”.

El Gran Combo de Puerto Rico recibirá la máxima distinción que otorga el Ateneo Puertorriqueño.

El Gran Combo de Puerto Rico recibirá la máxima distinción que otorga el Ateneo Puertorriqueño, su Medalla del Centenario, según dio a conocer el Dr. Hamid Galib, presidente de la mencionada institución cultural y su junta de gobierno.

La ceremonia de entrega del galardón se efectuará este jueves, 21 de febrero, a las 7:00 p.m., en la sede del Ateneo Puertorriqueño, Viejo San Juan.

La Medalla del Centenario del Ateneo Puertorriqueño fue acuñada por el Ateneo al cumplir sus cien años de existencia en 1976, y es descrita como “una de las más importantes distinciones que la Docta Casa de la Cultura Nacional otorga a los destacados hijos de la Patria Puertorriqueña”.

La medalla -que ostenta la fachada de la institución y el rostro de uno de sus principales fundadores, Don Manuel Elzaburu- representa la exaltación de los más caros valores nacionales expresados a través de la cultura.

“Para el Ateneo Puertorriqueño, El Gran Combo de Puerto Rico representa con suprema excelencia, la esencia misma de nuestra alma musical popular. Esencia que vine de una larga tradición cosechada desde el mismo siglo XIX y que se manifiesta en su momento cumbre de calidad y difusión con la obra de Rafael Ithier y el Gran Combo de Puerto Rico”, expresó Galib.

“El Gran Combo ha sido mensajero y apóstol de la buena nueva de una música autóctona que define nuestra singular personalidad como nación y ha dejado la honda huella de su talento, de su originalidad, de su profesionalismo y prestigio sobre las nuevas generaciones de cantantes y grupos musicales. El Gran Combo de Puerto Rico es una de las más sólidas muestras de nuestra dinámica resistencia cultural, por haber mantenido a través de la música popular, la voz de la calle y de nuestros barrios, de nuestras angustias y victorias, y lo ha logrado exaltándolas en un género profundamente nuestro como lo es la salsa”.

Revolución Salsera suma dos nuevos integrantes.

SANTO DOMINGO.- El grupo Revolución Salsera anunció que ha sumado a su orquesta dos nuevos integrantes entre los vocalistas de la agrupación. Se trata de los cantantes Rafael Núñez López (Danaes) y Elías Alexander Matos (Alexito), quienes tienen sobrada experiencia en el mundo de la salsa.

Según reseña un comunicado de prensa de la agrupación, los cantantes que ya forman parte del grupo desde hace casi dos meses están calificados por sus colegas como dos voces nuevas, de gran talento y alto nivel profesional que darán más energía y color a la salsa dominicana.

Revolución Salsera que sigue teniendo entre sus voces a los experimentados artistas salseros Kelvin Saviñón y Lugo Santana están de estreno con el tema “Color de esperanza”, popularizado por el cantante argentino Diego Torres.

Con la inclusión de estos nuevos cantantes y un trabajo de marcados pasos Revolución Salsera camina a una nueva etapa que podría marcar el inicio de una importante internalización de la agrupación.

Aunque están cobijado bajo la empresa Carlos Bautista y Asociado, será Giordano Landrón quien se encargará de trabajarlos como manager.

Revolución Salsera salió al ruedo musical en 2015, desde entonces se han mantenido como lo romántico de la sala, llevándolo a ganar el galardón Revelación del año de los premios Soberano, así como otros importantes reconocimientos. Han pegado más de 20 temas y tienen grabado un disco titulado “Sin fecha de vencimiento”.

Han participado en los eventos más importantes realizados en el país como el Festival Presidente de Música Latina. Sus videos han estados nominados en importantes premios y ellos se han consolidado por hacer música de calidad.

Entre sus éxitos están las composiciones “Mi princesa”, “A falta de ti”, “No hay sombra”, ¨El amor es libre”, “Te prometí”, “ Se nos murió el amor”, “Porqué me ilusionaste”, “Nos hizo falta tiempo”, entre otros.

El Caballero Gilberto Santa Rosa desbordó la isla de Cuba con conciertos masivos tras su primera visita

Luego del concierto que el salsero boricua Gilberto Santa Rosa ofreciera en Varadero, como parte de las actividades del “Festival Josone Varadero Jazz & Son”, se esperaba y con mucho entusiasmo su presencia en la capital del país: La Habana.

Y Gilberto, que terminó su concierto en Varadero pasadas las 3:45am luego de interpretar más de 20 temas a modo de “resumen” de una carrera artística que dura ya más de 40 años, no podía hacer menos ante miles y miles de habaneros que lo aguardaron con devoción frente al Hotel Nacional de Cuba.

El salsero, que arribó a Cuba el pasado viernes en horas de la mañana, volvió a sentir bien de cerca el cariño que se le profesa en la isla, a la cual visitaba por primera vez.En una entrevista que concedió al diario El Nuevo Día, Santa Rosa dijo sentir una emoción increíble por estar en suelo cubano.

“Yo no estaba listo, porque yo soy un poco incrédulo y mis amigos de la música, y otras personas, me hablaban del recibimiento que me iban a dar aquí, pero ha sido increíble desde el momento que me bajé del avión”, dijo el “Caballero de la Salsa”.

Por si le quedaba alguna duda, los habaneros terminaron por quitársela una vez que Gilberto subió a la tarima e interpretó temas como “Déjate querer”, “Vino tinto”, “Conciencia”, “Vivir sin ella”, “Sin voluntad”, “Los días pasan”, “Números” entre otros. Al igual que en Varadero, el salsero boricua interpretó el tema “Un montón de estrellas” del compositor cubano Polo Montañez.

Gilberto intercambió durante varios minutos con el público cubano el cual tarareó cada una de sus canciones como si hubiese sido ayer mismo que su excelencia musical hubiese llegado a los oídos cubanos, y no hace ya casi tres décadas, cuando se convirtió en un favorito del público cubano durante el boom salsero en la isla de Cuba.

© 2016 Copyright Ross Peña
Todos los derechos reservados.